vídeo marketing, fundamental en la estrategia de contenidos de una empresa

Vídeo marketing, el rey de la estrategia de contenidos

In Noticias by elixirweb

El vídeo mató a la estrella de la radio. Y luego se hizo el rey de internet. En 2018 los vídeos supondrán el 84% de todo el tráfico de la red. Se calcula que, actualmente, 100 millones de internautas consumen vídeos a diario. Nueve de cada diez usuarios ven los vídeos de las marcas que siguen en redes sociales y, lo que es más importante, el 65% de ellos accede a la web de la marca después de haber visto el vídeo. Si no estás incluyendo el vídeo marketing en tu estrategia de contenidos… ¡estás tardando!

Los videos son fáciles de consumir. No requieren mucho esfuerzo por parte del usuario. Y son una excelente forma de comunicar. Una imagen vale más que mil palabras. Mucho más. Se estima que un vídeo de un minuto de duración es capaz de trasmitir la misma información que 1,8 millones de palabras. Si puedes decirlo en un vídeo, serás más preciso en tu comunicación. Y mucho más emocional.

Además, los vídeos se comparten más y, lo que es aún más destacable, aumentan los ratios de conversión. Una landing page que contenga un vídeo incrementa hasta en un 80% las conversiones. Con este dato… ¿quién no quiere desarrollar una estrategia de vídeo marketing?

Pero hay más datos que avalan la apuesta por el vídeo como contenido: el 80% de los usuarios recuerda mejor una marca después de haber visto vídeos de esa marca. El 90% de los compradores online reconoce que ver vídeos del producto les influye positivamente a la hora de realizar la compra. El 42% de los usuarios de internet admiten que ven mucho menos la televisión que antes en favor de los vídeos online.

No es caro

Y lo mejor de todo: hacer vídeos no es caro. Desarrollar una estrategia de vídeos online no precisa de grandes presupuestos. No tienen que ser spots de televisión con una gran producción detrás. La tecnología ha posibilitado que se puedan desarrollar estrategias de vídeo marketing con muy pocos recursos. Lo único que hace falta es emplearlos adecuadamente y tener una idea clara sobre lo que se quiere comunicar. Y en ese sentido, te podemos echar una mano, claro.