Patient Engagement

Healthcare y patient engagement, prioridad para el sector sanitario

In Farma by elixirweb

La salud es el tercer tema más buscado en internet. Y los pacientes, fundamentalmente los
pacientes crónicos, desean socializar su enfermedad: hablar con otros pacientes, compartir experiencias y consejos, sentirse más arropados. Demandan un espacio propio en internet. Y si no existe ese espacio, lo van a crear. Webs, foros, blogs o redes sociales están a su disposición. Y, más recientemente, aplicaciones.

La explosión de las apps de salud está viviendo un momento álgido. El problema es que el sector Salud está prácticamente al margen de ello. Un ejemplo: sólo el 0,5% de las miles de apps que existen para perder peso han sido desarrolladas por personal sanitario. Un riesgo para el paciente y un error por parte del sector, que no está atendiendo una demanda real de su público.

Para la industria, una mayor implicación del paciente en el tratamiento de su enfermedad equivale a una reducción de costes para el sistema. Conseguir el compromiso de cada cliente con su tratamiento debería ser una prioridad para el sector. En Healthcare y Patient Engagement se habla fundamentalmente de las tres A:

Acceso: Los pacientes demandan un mayor acceso a su historial y datos. Necesitan más información.

Acción: A mayor información, más actividad. El objetivo es conseguir pacientes que tomen decisiones propias sobre su salud a partir de la información disponible. Pacientes con un rol activo.

Actitud: Cambio de actitud no sólo en el paciente, que debe asumir un rol activo en el tratamiento de su propia enfermedad, sino también en los profesionales médicos (mayor dimensión pedagógica con el paciente) y proveedores sanitarios (apostar por el patient engagement para reducir costes y mejorar la calidad de vida del paciente).

La tecnología actual ofrece multitud de soluciones para generar compromiso en el paciente. Es posible diseñar aplicaciones para los pacientes y crear programas de atención personalizados. Si el paciente va a buscar información en internet, es fundamental que esa información sea la adecuada, desarrollada por profesionales sanitarios y con información útil y verificada. Y si busca socializar su tratamiento o enfermedad, ¿por qué no ofrecerle un espacio adecuado para ello desde el propio sector sanitario?

En España, el 26% de los usuarios de smartphone se han descargado al menos una app de salud. Y cada vez es más frecuente que el paciente acuda a la consulta a pedir consejo sobre qué aplicación es más conveniente para seguir su tratamiento. La demanda es real. Y existen estudios que demuestran que cuando un médico recomienda una app a un paciente, su compromiso con el tratamiento es mayor. La tendencia es evidente y el sector debe dar respuesta cuanto antes a una demanda que beneficia tanto al paciente como al sistema en general.